¿Dirías que Ryanair es segura?, ¿que sus servicios son de confianza?, ¿que los pasajeros son la piedra angular de su política? Si pensabas viajar con la aerolínea low cost más famosa del mundo, debes conocer las salvajadas que son moneda corriente en la compañía de O’Leary.

Desde luego con Ryanair es difícil saber a qué atenerse. Michael O’Leary, presidente de la compañía, llegó a confesar que «cortamos de donde nos es posible… Habíamos pensado en retirar los reposabrazos, pero finalmente decidimos no hacerlo». Y es que la aerolínea irlandesa opera al límite de las regulaciones aéreas, escatimando combustible, incumpliendo los planes de vuelo, acumulando denuncias y tildando de ‘estúpidos’ a sus pasajeros, sin duda los grandes damnificados.

Para Ryanair los pasajeros son poco menos que un cero a la izquierda, o mejor dicho, unos cuantos ceros a la derecha a final de mes. Pero si aún no te convences, hay 10 cosas que deberías saber antes de viajar con Ryanair.

#1 No tenemos asientos numerados

Volar con Ryanair es sinónimo de colas interminables, fuertes codazos al subir al aparato y hasta de grandes estampidas por coger asiento. Los mismos carecen de numeración, y cada pasajero debe poner en práctica la ley del más fuerte para sentarse junto a la ventanilla. Adaptarse o morir, como diría el amigo O’Leary.

#2 ¿Primera clase? ¿Y eso?

En efecto, no son elitistas. De hecho valoran a todos sus pasajeros por igual, del primero al último, y cada uno recibe además el mismo trato que su maleta…

#3 Podríamos mofarnos de ti en Youtube

Si surge algún conflicto con tu maleta, Ryanair podría dejarte en tierra y subir un vídeo a youtube burlándose. ¿No te lo crees? Ocurrió en Lanzarote con 100 belgas.

#4 Te cobraríamos por usar el servicio, si pudiéramos

A Michael O’Leary no le faltan ideas creativas. Una de ellas, y no es la más escandalosa, proponía cobrar a los pasajeros por utilizar el aseo en vuelo. A este hombre no se le escapa una.

#5 Eliminaríamos los asientos, si pudiéramos

Otra idea creativa del señor O’Leary. Para Ryanair los pasajeros podrían viajar en ‘tablas’ verticales o directamente de pié. De esta forma ganarían un 30% más de espacio. El fin justifica los medios, ¿no era ese su lema?

Leer ahora  Afina tu guitarra en 3 minutos con Guitar Tuna

#6 ¿Y por qué dos pilotos? Con uno sería suficiente para nosotros

Has oído bien, para Ryanair el copiloto es un lastre. Cualquier aeronave puede gobernarse con un solo piloto, según O’Leary, aunque la idea no cuajó.

#7 ¿Cuál es nuestro secreto? Más de 50 incidencias a la semana

Incumplimiento de los planes de vuelo, negligencias en las comprobaciones, quejas, reclamaciones y hasta denuncias de la Casa Real española (sí, por utilizar la imagen de la Reina Sofía), son el precio a pagar por el codiciado low cost.

#8 Cobraríamos un impuesto a los obesos, si pudiéramos

No es la propuesta más descabellada. En 2008 Ryanair incluyó servicios de adultos durante el vuelo en su oferta de junio. Por supuesto, no era más que un reclamo.

#9 ¿Imprimir el billete? Si claro son 40€ ¡y esto podemos hacerlo!

Si olvidaste imprimir tu tarjeta de embarque, no te preocupes. En Ryanair no son rigurosos. Por 40 euros, te lo imprimen ellos mismos.

#10 ¿Los pasajeros? Un lastre y nada más

En 2011 la cadena británica ‘Channel 4 Uk’ emitió un documental denunciando no solo la deficiente atención a los pasajeros sino también la penosa situación laboral en que se encuentran azafatas, pilotos y el resto del personal en la aerolínea irlandesa. «El pasajero no importa. Compran, pagan un billete y Ryanair se despreocupa», llegó a señalar uno de los comandantes de vuelo, según informa Vayatele.

Cada año más de 30 millones de personas escogen los servicios de la aeronlínea más low cost, y también la más insegura y degradante. Si decides volar por el módico precio de 15€ (y hasta por 9,95€), no lo dudes, Ryanair es tu mejor opción, aunque no podamos garantizarte que sobervivas.

Por Richard Estévez

Redactando noticias desde casi que podía sentarme en la silla del ordenador. Apasionado de la tecnología y de las finanzas. Poniendo al día a los usuarios de internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *